Las escuelas requieren líderes visionarios

25 Aug
24-Agosto-2009 | HERNÁN PADILLA

MÉDICO

Las escuelas requieren líderes visionarios

Resulta razonable que surgieran expresiones de preocupación por los problemas que se presentaron antes del inicio del año escolar y que motivaron el aplazamiento del calendario escolar. Aunque las escuelas públicas nunca han estado en buen estado para el comienzo de las clases, este año era muy diferente. Era necesario garantizar que todas las aulas cumplían con los requisitos básicos mínimos para que implantaran el protocolo de Salud para prevenir el AH1N1 y proteger a los estudiantes. No fue suficiente que la Oficina para el Mejoramiento de Escuelas Públicas (OMEP) trabajara incansablemente para corregir el deterioro de escuelas construidas hace más de medio siglo y en continuo abandono en el pasado.

El Departamento de Educación ha estado plagado por el incumplimiento de los principios de buena planificación y administración. El sistema de educación pública se convirtió en una estructura centralizada, burocrática, ineficiente y politizada.

Un gran déficit fiscal y múltiples problemas administrativos y la planta física aquejan a las escuelas y afectan la calidad de la enseñanza. En el 2007 la Oficina del Inspector General reclamó la devolución de $5,875,000 otorgados bajo el Título X del programa “Improving America’s Schools” para las escuelas de la comunidad. Concluyó que fueron utilizados de forma contraria a las reglas federales sin que la Legislatura tomara acción para corregir la Ley Orgánica de Educación.

Ante la cruda realidad que la planta física de muchas escuelas está en muy malas condiciones, es necesario considerar los niveles de autoridad y responsabilidad bajo la Ley Orgánica del Departamento. Las escuelas son autónomas en las áreas académicas, fiscales y administrativas y tienen la responsabilidad de cuidar y mantener sus instalaciones y equipo.

Nadie puede negar que es su responsabilidad preparar su presupuesto y administrar los fondos estatales asignados a la escuela y los fondos federales para los equipos y materiales.

Los que tienen la responsabilidad de evaluar, llevar a cabo inspecciones, detectar deficiencias y tomar acción para corregirlas antes del comienzo del año escolar deben ser evaluados por los resultados de sus gestiones. Es crucial que el director escolar lleve a cabo una buena gerencia administrativa y que fomente la participación de maestros, padres, estudiantes y miembros de la comunidad en los asuntos de la escuela. Para cumplir con su misión debe identificar las necesidades de la escuela y reclamar los recursos físicos, fiscales y humanos necesarios a tiempo.

El consejo escolar no puede eludir la responsabilidad de velar por el cuido y mantenimiento de los terrenos, instalaciones y equipos de la escuela, en la misma manera que al Departamento de Educación le corresponde asignar el presupuesto a cada escuela, definir las normas referentes a las compras y suministros y administrar los contratos para la construcción y reacondicionamiento de las escuelas.

Por último, las escuelas no funcionan sin padres, maestros y voluntarios. Pertenecen a los municipios, comunidades, padres, alcaldes, comercio, industrias y todos los ciudadanos que ponen fe en el sistema educativo.

Es responsabilidad ciudadana prestar servicios en las escuelas. Los padres tienen que dar el frente y apoyar a sus hijos.

En resumen, falló todo el sistema: directores escolares, consejos escolares, oficinas regionales, gerentes, Administración central, uniones y más de 60 alcaldes que pudieron haber identificado y corregido las deficiencias antes del comienzo de las clases.

Si las líneas de responsabilidad no están claras que se simplifiquen. Educación requiere un sistema gerencial de auténticos líderes educativos. La capacidad para resolver problemas antes de que se conviertan en una crisis es característica de un liderato visionario. La legislatura debe revisar y actualizar la Ley Orgánica del Departamento de Educación. Los alcaldes deben ser parte del sistema y compartir la responsabilidad para prestar servicios y resolver problemas en las escuelas de sus municipios. El “buen gobierno” lo exige.

Fuente: Periódico El Nuevo Día

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: